domingo, 16 de mayo de 2010

Los ranchos de Texas

Este, como casi todos los artículos, es otro intento más de conservar uno de los recuerdos más auténticos que he vivido aquí en el estado de la estrella solitaria.

He visitado ya unos cuantos ranchos, y gracias a los magníficos anfitriones, nos hemos acercado un poquito a la vida ranchera. En Texas, la tierra es barata, muy barata. cultivar y cuidar la tierra te exime de una cantidad importante de impuestos, y muchos viven del comercio de carne vacuna. El rancho, cada vez también, más trabajado por mejicanos afincados aquí, es la cuna de las costumbres más auténticas de la américa profunda.

Las camisas de cuadros, gorras y sombreros, inmensos coches y quads, manchas de barro, palillos de dientes en la boca, y grandes extensiones de pasto y tierras, son para muchos la rutina diaria.

En este contexto, las armas de fuego, son una pieza más del puzzle, ni más ni menos importante que la valla blanca que suele marcar el límite de la propiedad. Hay que saber usarlas y respetar sus normas, los accidentes con ellas son parte de la vida, pero ningún ranchero cuerdo vive sin ellas bien cerquita. En un estado donde podemos llevar armas en el coche, si piensas atravesar al menos dos condados, no es de extrañar que hoy nos hayamos echado unos tiros... Por no ser más pesado con el tema, solo destacaré dos conclusiones. la primera es que no creo que nunca desaparezcan las armas de fuego en EE.UU. y la segunda, es que un arma de verdad, a mi, me da pánico. Sinceramente, para ellos. Día divertidísimo para no olvidar.

6 comentarios:

JIERROROJO dijo...

La foto parece de una peli de Tarantino. Grande

José María en los EE. UU. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José María en los EE. UU. dijo...

Ey! tienes que ver facebook, hay muchas fotos de ese dia, American Spirit!!!

Pablo dijo...

la foto es cojonuda jose, hay videos?????

José María en los EE. UU. dijo...

Se está cociendo uno grande, a ver si sale!!!

Tampoco prometo nada... Un abrazo, me alegra leeros por aquí también.

Sara dijo...

Muy chula la foto pero..... ten cuidaito! ya te quedaran pocas experiencias texanas, no? creo que cuando vuelvas vas a poder escribir un libro.
Un beso muy gordo